¿El abono huele a caca o a estiércol? Así se arregla

 ¿El abono huele a caca o a estiércol? Así se arregla

Alisha Haynak

Hacer tu propio compost no sólo es satisfactorio, sino que es una de las mejores maneras de añadir nutrientes a tu jardín. Sin embargo, no hay nada más molesto que lidiar con un compost que huele a caca. Abrir ese contenedor de compost y tener que lidiar con el hedor a diario no es agradable.

El compost tiene un olor natural a tierra, pero si notas un aroma a azufre que sale de tu cubo de compostaje, eso indica que el compost no se está descomponiendo correctamente. El olor del compost puede deberse a varios problemas, todos ellos abordables e invariablemente solucionables. Sigue leyendo para saber más sobre por qué el compost huele a caca y las formas de solucionarlo.

Razones por las que tu compost apesta a caca

Hay varias razones por las que su compost puede ser maloliente. A continuación, le explicamos qué puede estar causando un olor desagradable en su pila de compost:

Desequilibrio de material verde y marrón

Cuando se crea una pila de compost es importante poner en capas los materiales verdes y marrones. Tener un equilibrio de estos dos ingredientes regula los materiales con alto contenido de nitrógeno (verdes) y con bajo contenido de nitrógeno/alto contenido de carbono (marrones) que estás añadiendo a tu pila de compost.

Mantener una proporción de 30:1 entre el material marrón y el verde y ajustarla según sea necesario puede ayudar a evitar el mal olor del compost.

Añadir las siguientes verduras y marrones puede promover una pila de compost saludable:

Verdes (alto contenido de nitrógeno) Marrones (alto contenido en carbono)
Recortes de hierba Hojas de otoño
Restos de verduras y frutas Ramitas/arbustos/agujas de pino
Cáscaras de huevo Paja/Harina
Café molido/bolsas de té Papel (periódico, platos de papel, servilletas)
Estiércol de animales (no de perros ni de gatos) Cartón (no recubierto de cera)

Es importante tener en cuenta que algunas verduras pueden convertirse en marrones, como los recortes de hierba, por lo que siempre debe ajustar su pila de compost en consecuencia.

Compost húmedo

El compost húmedo es habitual durante la primavera y el otoño. Una textura viscosa y un compost que se está volviendo negro podrían indicar una exposición continua a la humedad que podría estar haciendo más daño que bien.

Ver también: ¿Son las setas del césped venenosas para los perros, los gatos o los humanos?

El problema del compost húmedo es que carece de la aireación necesaria para la descomposición de la materia orgánica y, en lugar de compostar, la pila empieza a pudrirse.

Una gran cantidad de humedad en el compost también provoca el agotamiento del oxígeno, lo que contribuye a que el compost huela mal.

Demasiado compactado

La compactación se produce cuando se siguen añadiendo materiales compostables a la parte superior de una pila y luego se olvida de voltearla regularmente, lo que hace que la pila se descomponga sin mezclar los materiales y que los distintos componentes se compacten entre sí a medida que se amontona más peso encima.

El compostaje requiere oxígeno. Una pila de compostaje demasiado compacta significa que hay un flujo de aire restringido, lo que interrumpe el proceso de descomposición.

Cuando los materiales se amontonan, todo el oxígeno utilizable se agota, lo que impide cualquier actividad microbiana. La falta de oxígeno hace que el compost produzca sulfuro de hidrógeno, que huele a huevos podridos.

¿Cómo arreglar el mal olor del compost?

Aquí están todos los consejos, sugerencias y trucos que utilizo para evitar el mal olor en mi pila de compost, y las formas en que voy a arreglar cualquier olor no deseado.

Mezclar los verdes y los marrones en proporciones iguales

Evite tener demasiado material rico en nitrógeno en la pila. Según la Agencia de Protección Medioambiental de EE.UU., debería tener tres partes de materiales marrones por una de verdes.

Ver también: 5 mejores fertilizantes para buganvillas

Los materiales marrones pueden incluir:

  • Hierbas secas
  • Hojas secas
  • Paja seca
  • Aserrín
  • Pequeñas astillas de madera

La materia verde se vuelve maloliente con el tiempo, pero añadir suficiente material marrón ayuda a frenar este olor.

Voltear la pila de compost

Tener un contenedor de compost compactado puede hacer que huela mal. Hay que remover el compost una o dos veces por semana.

Al remover la pila con frecuencia se añade oxígeno, lo que hace que la producción de compost sea más rápida y que el compost huela menos. Al remover el compost también te aseguras de tener una buena mezcla de verdes y marrones, y esto es esencial para cualquier compost. Empieza metiendo una pala o una horquilla en la pila de compost para mezclarlo.

También se puede evitar la compactación de la pila colocando suavemente capas de materia verde y marrón.

Además, puede parecer que lleva un poco de tiempo, pero tener trozos pequeños como materia vegetal desmenuzada/picada, hojas y otros restos de comida aumenta la cantidad de aire que circula alrededor de los microorganismos del compostaje y esto minimiza el riesgo de que el compost huela mal.

Este es un trabajo en el que pueden participar los niños o los nietos. Cómo les gustaba a mis hijos ensuciarse mientras cortaban las cáscaras de las verduras, un montón de hojas y algunos cartones de huevos viejos. Es una forma estupenda de involucrar a los niños con la naturaleza y la jardinería, además de animarles a reciclar los residuos domésticos y ahorrar dinero.

Mantener la pila seca

La humedad es esencial para la descomposición, pero tener el compost húmedo durante periodos prolongados puede hacer que huela mal.

Si notas que el compost se está volviendo viscoso, deberás añadir más material seco, como cartón y hojas secas, lo que ayudará a absorber la humedad y mantener la pila seca.

Además, averigüe si la pila de compost está en la parte más baja del patio. Podría estar teniendo el compost en una zona donde se acumula el agua, lo que hace que se moje durante más tiempo. Mueva la pila o el contenedor a un lugar seco.

Durante la temporada de lluvias, la pila también puede mojarse. Cubra la pila cuando llueva mucho para evitar el exceso de humedad en la pila. Si utiliza una secadora o cubos cuadrados de plástico, asegúrese de que el fondo no esté cubierto.

Tener el fondo cubierto impide que el compost drene el exceso de agua. El cubo tiene que formar parte del suelo, tanto si lo colocas sobre hormigón como sobre una lona.

Evite añadir ciertas cosas a su abono

Evite añadir elementos como grasa animal, productos lácteos, carne y aceites, ya que desprenden un olor desagradable y atraen a las plagas a su compostador. Estos elementos no se descomponen rápidamente como la materia orgánica. En lugar de descomponerse, se pudren y pueden dejar un olor apestoso en su compost.

Intente equilibrar el contenido de humedad de su compost

Una de las causas de que el compost huela mal es tener una pila de compost húmeda. Aunque la humedad es necesaria para descomponer la materia vegetal, un exceso de ella puede causar problemas. Fíjate en las manchas o zonas que se han vuelto negras y tienen un aspecto viscoso. Esto es una indicación (junto con un olor desagradable) de que tu pila de compost necesita secarse un poco.

Tener un compost demasiado seco también puede ser un problema. El compost seco ralentiza el proceso de descomposición, y esto también puede hacer que huela mal.

Si notas que tu compost está demasiado seco, añade un poco de humedad rociándolo con una manguera de jardín. Hacerlo aumentará el calor generado y potenciará la actividad bacteriana para ayudar a la descomposición.

¿Se puede utilizar el compost maloliente?

Todos sabemos que un montón de compost no huele exactamente como un lecho de rosas y que siempre omitirá un aroma terroso, pero sin duda hay que evitar el uso de compost acre o maloliente.

Una pila de compost excesivamente maloliente significa que el proceso de descomposición no se ha producido como debería. No es conveniente utilizar compost maloliente como mantillo alrededor de un semillero o de plantas valiosas destinadas al consumo humano. Además, el compost no tendrá los nutrientes necesarios para favorecer el crecimiento de las plantas.

¿A qué debe oler el compost?

Un compost bien equilibrado y mantenido tiene un aroma terroso y ligero. Cuando se descompone por completo, el compost huele a tierra de jardín rica y fresca, no huele a huevos podridos ni a estiércol. Otra opción es probar con un compostador de lombrices, que es limpio, huele menos y no atrae a las moscas, además de ser una forma divertida de obtener el compost directamente de los residuos y restos de la cocina.

Reflexiones finales: el compost huele a caca

El compost debe tener un olor neutro a tierra Cualquier compost que huela a caca o a estiércol es un indicio de que algo falla. Un exceso de humedad, la falta de materia verde y una aireación insuficiente pueden hacer que su compost huela.

Afortunadamente, con sólo hacer unas sencillas correcciones y seguir unos pocos principios básicos, puedes reducir el mal olor y tener un montón de abono sano y gratuito para usar en tu jardín.

Si quieres llevar tu compostaje al siguiente nivel, ¿por qué no aprendes a hacer mi receta de té de compost en 6 pasos? Es una forma estupenda de hacer que tu compost llegue aún más lejos creando tu propio fertilizante líquido.

Alisha Haynak

Alisha Haynak es una jardinera apasionada y bloguera con un amplio conocimiento en el campo de la horticultura. Su viaje con la jardinería comenzó durante su infancia cuando ayudaba a sus padres a cuidar el jardín de su patio trasero. Desde entonces, ha adquirido educación formal y capacitación en horticultura para mejorar sus habilidades.El blog de Alisha, Consejos de jardinería, es una plataforma a través de la cual comparte sus experiencias, técnicas y conocimientos de jardinería con entusiastas de la jardinería. Su blog ofrece consejos prácticos sobre cómo cultivar y mantener plantas sanas y vibrantes tanto para principiantes como para jardineros avanzados.Además de bloguear, Alisha trabaja como horticultora independiente. También es autora de varios libros de jardinería que han obtenido críticas positivas. Con un profundo amor por la naturaleza, Alisha se ofrece regularmente como voluntaria en proyectos de jardinería de la comunidad local.