Cómo plantar y cultivar semillas de césped en tierra dura

 Cómo plantar y cultivar semillas de césped en tierra dura

Alisha Haynak

Un césped frondoso y verde suele ser el último paso para convertir una casa recién construida o remodelada en un auténtico hogar. Pero si se empieza con tierra dura y seca, es difícil imaginar que ese terreno soporte mucho más que unas cuantas malas hierbas.

Si bien es cierto que la tierra dura no es apta para un césped sano, no tiene por qué quedarse con la tierra que le ha tocado. Todo lo que se necesita son unos sencillos (pero cruciales) pasos para transformar la tierra compactada en una base fértil para su futuro césped.

En este artículo, explicaré por qué la tierra compactada no es ideal para el césped y cómo plantar semillas de césped en tierra dura para obtener los resultados deseados.

Cultivar semillas de césped en tierra dura

Algo que mucha gente no sabe es que un suelo sano contiene millones de pequeñas bolsas de aire. Sin estas bolsas, el oxígeno, el agua y otras moléculas clave no pueden penetrar fácilmente en el suelo. Las bolsas de aire y las moléculas que contienen no sólo son esenciales para la vida de las plantas, sino que también mantienen el suelo ligero y manejable.

La mayoría de las veces, la tierra dura es el resultado de la compactación. La compactación se produce cuando la tierra se comprime y se eliminan muchas o todas sus bolsas de aire naturales. De nuevo, la compactación no sólo afecta a la textura de la tierra, sino también a su capacidad para mantener una vida vegetal sana.

Preparación de la tierra dura para plantar semillas de césped

Cuando se empieza o se repara un césped, la tierra dura dista mucho de ser lo ideal. Sin embargo, aún es posible conseguir buenos resultados. Para ello, tendrá que hacer un poco más de preparación que si plantara semillas de césped sobre luz natural y suelo aireado.

Las dos mejores formas de ajustar manualmente la textura del suelo son la aireación y la roturación. Estas técnicas no son soluciones únicas para todos los céspedes, pero funcionan bastante bien cuando el problema es un suelo duro y compactado.

La aireación del suelo consiste en hacer pequeños agujeros en la superficie de la tierra. Estos agujeros permiten que el aire y el agua penetren incluso en los suelos más duros. Recomiendo utilizar un aireador de núcleo para obtener los mejores resultados.

La roturación consiste en remover y desmenuzar los centímetros superiores del suelo. Contrariamente a la creencia popular, la roturación del suelo no siempre es beneficiosa. Sin embargo, es un excelente primer paso cuando se trata de suelos compactados y puede facilitar la introducción de enmiendas como el compost envejecido.

Aunque es probable que la compactación sea la causa de su suelo duro y seco, es posible que también ocurra algo más. Recomiendo encarecidamente que se analice el suelo antes de plantar las semillas de césped para determinar la mejor combinación de enmiendas para mejorar. El análisis del suelo es una gran inversión, independientemente de la calidad original del suelo.

Aplique una capa de compost para rellenar la suciedad

Además de romper manualmente la capa superior de tierra, aconsejo encarecidamente cambiar la composición del suelo añadiendo algún tipo de materia orgánica. El compost envejecido es una de las opciones más populares (por una buena razón).

La mayoría de la gente sabe que el compost envejecido contiene valiosos nutrientes que alimentarán el césped y otras plantas. También ayuda a mantener las bolsas de aire en el suelo y contrarresta la futura compactación. Por último, el compost y otras formas de materia orgánica rica mejorarán la retención de agua del suelo.

Según la Universidad Estatal de Pensilvania, se debe aplicar de 1 a 2 pulgadas de compost envejecido a la tierra dura y compactada. Sin embargo, según mi experiencia, hasta 3 pulgadas de compost pueden ser apropiadas para suelos particularmente pobres. Este material debe incorporarse a la capa superior del suelo utilizando una pala, un rastrillo o un rotocultor.

Remojar el lecho de tierra dura

Después de romper y enmendar la tierra dura, el siguiente paso que recomiendo es remojar el suelo a varios centímetros de profundidad. Este es un consejo estándar siempre que se siembra una semilla de césped, pero es especialmente importante cuando se trata de un suelo seco y compactado.

Si tienes experiencia en la siembra de semillas de césped desde cero, ten en cuenta que la tierra dura suele requerir el doble de agua para estar bien empapada. El mejor momento para hacerlo es unos días antes de que planees colocar las semillas.

Cómo cultivar césped en tierra dura

Selección del tipo de césped

Elegir cuidadosamente un tipo de césped adecuado a su clima y a sus necesidades individuales es siempre una buena idea, pero es especialmente importante cuando se planta césped sobre tierra dura.

A menudo, el mejor césped para la tierra dura es el que está aclimatado a la tierra arcillosa. La arcilla es bastante densa y se compacta fácilmente; es muy común que las zonas con tierra dura sean ricas en arcilla.

Antes de elegir una variedad de césped, le sugiero que averigüe la cantidad de luz solar que recibe su césped en un día normal y que reduzca los posibles tipos de césped en función del clima local y las temperaturas anuales.

También recomiendo pensar en el uso que se le dará a su césped en el día a día. No todos los céspedes se adaptan al tráfico peatonal intenso. Si su césped va a recibir un tráfico importante de cosas como niños o mascotas, es imprescindible una variedad de césped que pueda tolerar el desgaste regular.

Tipo de césped de crecimiento rápido

Obtener resultados rápidos al sembrar un césped depende en gran medida de la elección del tipo de hierba adecuado. Algunas variedades de hierba germinan y crecen más rápido que otras y no hay mucho que se pueda hacer para acelerar más las cosas.

A continuación se presentan algunos de los tipos de césped de más rápido crecimiento para la tierra dura, según mi propia experiencia:

Ver también: 5 mejores abonos para los pecaneros
  • Festuca alta
  • Hierba Bermuda
  • Hierba Zoysia
  • Hierba ciempiés

Césped de temporada fría o de temporada cálida

Como ya he comentado, debe conocer su clima para seleccionar el tipo de césped adecuado. La mayoría de las variedades de césped se clasifican como de estación cálida o fría, según el tipo de clima en el que crezcan mejor.

También hay varios tipos de césped conocidos como tipos de transición, que son apropiados para regiones que limitan con climas fríos y cálidos.

Si vives en una zona más fría -por ejemplo, el norte de Estados Unidos- y tienes tierra dura, te recomiendo plantar una variedad como la festuca alta. La festuca alta también se utiliza habitualmente en la zona de transición.

Para los climas más cálidos, las mejores variedades de césped son la Bermuda, el ciempiés y la zoysia. Estos tres tipos de césped se adaptan bien a los suelos duros y crecen con relativa rapidez.

Plantar la semilla de hierba

No me canso de insistir en la importancia de una preparación cuidadosa cuando se plantan semillas de césped en tierra dura o compactada. Sin embargo, también es una buena idea tener un cuidado extra cuando se siembra la semilla.

Cuando proceda a sembrar su césped recién preparado, preste mucha atención a los siguientes pasos para obtener los mejores resultados:

Rastrillar ligeramente la semilla

Las semillas de césped se suelen sembrar a mano o con un esparcidor a voleo. Independientemente del método que elijas, te recomiendo que rastrilles ligeramente la semilla antes de sembrarla. Esto aumentará el contacto entre la semilla de césped y el suelo, mejorando la germinación posterior.

Las semillas de césped deben entrar en contacto adecuado con el suelo para provocar la germinación. Rastrillar las semillas en la capa superior del suelo también evitará que se sequen rápidamente entre riegos.

Asegúrate de mantener las semillas de césped cerca de la superficie del suelo mientras las rastras. Si las semillas se introducen demasiado en la tierra, es posible que no germinen correctamente.

Agua con frecuencia

El riego frecuente es crucial para todas las semillas de césped. Es especialmente importante cuando se trabaja con un suelo previamente duro, seco o compactado.

Si se deja que las semillas de césped recién plantadas se sequen antes de la germinación, pueden retrasarse o incluso morir. Para evitarlo, lo ideal es regar ligeramente la zona varias veces al día.

Es posible que tengas que regar los suelos arcillosos con más frecuencia para mantener la superficie del suelo constantemente húmeda. Recuerda que estos tipos de suelo suelen secarse más rápido que otros. Sin embargo, enmendar el suelo con materia orgánica y airear a fondo la zona mejorará la retención de humedad y el drenaje, respectivamente.

Si quieres saber más sobre la frecuencia de riego de las nuevas semillas de césped, lee mi artículo anterior sobre el tema aquí. Si prefieres un resumen, te recomiendo que sigas el siguiente programa para regar las nuevas semillas de césped:

  • Después de la plantación: Riegue de 2 a 3 veces al día (o más, según sea necesario) para mantener una humedad constante. Sature la pulgada superior del suelo cada vez que riegue.
  • Cuando la hierba alcanza una pulgada de altura: Pase a regar a diario o cada dos días, según sea necesario, y siga saturando la pulgada superior del suelo con cada riego.
  • Cuando la hierba alcanza los tres centímetros de altura: Pase a regar una o dos veces por semana. Comience a regar más profundamente para favorecer el desarrollo de las raíces.
  • Una vez que el césped está completamente establecido: Riegue según las necesidades de la variedad de césped elegida. Siga regando con poca frecuencia pero en profundidad para promover un sistema radicular sano.

Para grandes superficies de césped, recomiendo encarecidamente invertir en un aspersor de calidad para las nuevas semillas de césped. Esto garantizará que el césped reciba una cantidad de agua constante y le ahorrará mucho tiempo cuando sea necesario regar varias veces al día.

Ver también: Cuándo utilizar el fertilizante 5-10-10

No camine sobre el césped recién sembrado

Incluso el tráfico peatonal ligero puede dañar las semillas de césped recién germinadas. Es una buena práctica mantenerse alejado de cualquier césped nuevo en la medida de lo posible hasta que esté completamente establecido.

Caminar sobre su nuevo césped podría contribuir a una mayor compactación del suelo. Dado que acaba de gastar mucho tiempo y energía deshaciendo la suciedad dura y seca, lo último que quiere hacer es comprimir el suelo una vez más. Es especialmente importante no pisar su nuevo césped cuando el suelo está húmedo. El suelo húmedo es más vulnerable a la compactación.

¿Cuánto tiempo tarda en crecer la hierba?

El tiempo que tardan en crecer las nuevas semillas de césped depende en gran medida del tipo de césped que utilices. Como he mencionado anteriormente, algunos tipos de césped crecen más rápido que otros.

Estos son los porcentajes medios de germinación de los tipos de césped más recomendados para la tierra dura:

  • Festuca alta: De 4 a 14 días
  • Hierba Bermuda: De 7 a 14 días
  • Césped Zoysia: De 14 a 21 días
  • Hierba ciempiés: De 14 a 28 días

Para obtener los resultados más rápidos con cualquier tipo de césped, asegúrese de que la semilla de césped esté constantemente húmeda y no deje que la tierra se seque, ya que esto puede retrasar o impedir la germinación y ralentizar el crecimiento general.

Plante las semillas de césped en la estación adecuada para que crezcan con mayor rapidez. Por regla general, los céspedes de estaciones frías deben plantarse a principios de la primavera o en otoño para obtener los mejores resultados. Yo recomiendo plantar las semillas de césped de estaciones cálidas a finales de la primavera o principios del verano, cuando las temperaturas diurnas están empezando a subir.

Mantenimiento continuo del césped

Prometo que trabajar y enmendar la tierra dura para mejorar su textura y calidad general merece la pena. Sin embargo, también es cierto que la tierra que antes era dura tiende a volver a su estado anterior si no se mantiene. En mi experiencia, la tierra pobre causada por un alto contenido de arcilla es la más propensa a volver a endurecerse con el tiempo.

Incorpore material orgánico según sea necesario para mantener la textura y el peso deseados. Puede extender una fina capa de compost envejecido o material similar sobre el césped en primavera. Esta capa se descompondrá de forma natural y se incorporará al suelo que hay debajo.

Airee su césped de forma constante para introducir oxígeno fresco y agua en la capa superior del suelo. Para la mayoría de los céspedes, airear una vez al año es suficiente. Recomiendo airear a principios del otoño en la mayoría de los climas.

Mantenga los equipos y muebles pesados fuera de su césped siempre que sea posible. No conduzca ni estacione vehículos a motor sobre el césped, ya que ello contribuirá en gran medida a la compactación. Si observa que algunas secciones de su césped se están muriendo después de haber colocado algo pesado en la superficie del suelo, es probable que se hayan producido daños por compactación.

¿Crecerá la hierba en la tierra de relleno dura?

Aunque plantar semillas de césped sobre tierra dura puede parecer a veces una tarea imposible, el éxito es posible. Sólo hay que estar dispuesto a realizar un trabajo extra para conseguir el exuberante césped de tus sueños.

Entender por qué su propiedad está cubierta de tierra dura y seca es un gran primer paso. A partir de ahí, puede mejorar la calidad del suelo utilizando técnicas manuales o enmiendas.

La elección del tipo de césped correcto es igualmente importante. No todas las variedades de césped son adecuadas para los suelos infértiles. Le resultará mucho más fácil cultivar un césped sano si selecciona una semilla de césped que prospere en suelos de mala calidad.

Aunque no se puede subestimar la necesidad de una buena preparación del suelo, también quiero recordar que hay que invertir en el mantenimiento continuado del césped. Por encima de todo, seguir una rutina de mantenimiento constante es la mejor manera de garantizar el aspecto y la salud de su césped en un futuro próximo.

Alisha Haynak

Alisha Haynak es una jardinera apasionada y bloguera con un amplio conocimiento en el campo de la horticultura. Su viaje con la jardinería comenzó durante su infancia cuando ayudaba a sus padres a cuidar el jardín de su patio trasero. Desde entonces, ha adquirido educación formal y capacitación en horticultura para mejorar sus habilidades.El blog de Alisha, Consejos de jardinería, es una plataforma a través de la cual comparte sus experiencias, técnicas y conocimientos de jardinería con entusiastas de la jardinería. Su blog ofrece consejos prácticos sobre cómo cultivar y mantener plantas sanas y vibrantes tanto para principiantes como para jardineros avanzados.Además de bloguear, Alisha trabaja como horticultora independiente. También es autora de varios libros de jardinería que han obtenido críticas positivas. Con un profundo amor por la naturaleza, Alisha se ofrece regularmente como voluntaria en proyectos de jardinería de la comunidad local.