Cómo cuidar las orquídeas: la guía definitiva 2022

 Cómo cuidar las orquídeas: la guía definitiva 2022

Alisha Haynak

Tabla de contenido

Puede que haya más de 25.000 especies de orquídeas y más de 100.000 variedades diferentes, pero seamos sinceros, lo único que quiere es saber qué variedad tiene y cómo seguirla.

En esta guía definitiva sobre el cuidado de las orquídeas, compartiremos años de experiencia y conocimientos para simplificar el proceso de cuidado de sus orquídeas.

Cómo cuidar las orquídeas

Antes de entrar en los detalles del cuidado de las orquídeas, tenemos que explorar un poco los diferentes tipos de orquídeas. Cada especie o variedad tendrá un enfoque ligeramente diferente para el cuidado. No podemos cubrir cada permutación de las especies y sus requisitos exactos en este artículo, pero podemos cubrir algunos grupos amplios de especies y un enfoque general sobre cómo cuidarde orquídeas y mantenerlo simple y agradable.

Estar al tanto de las variedades ampliará tus conocimientos y te dará un margen mucho más amplio para elegir los tipos que quieres explorar cultivando.

Tipos de orquídeas

Orchidaceae, o la familia de las orquídeas para usted y para mí, es la segunda familia más grande de plantas con flores. Cuando se lee un poco sobre el enorme número de variedades de orquídeas, puede ser bastante desalentador tratar de encontrar información relevante para la planta específica que se tiene o se desea tener.

Cuando busque especies de orquídeas en Internet, a menudo se verá bombardeado por los términos técnicos de horticultura que describen las diferentes especies y cultivares o las orquídeas epífitas y terrestres. Busque orquídeas en Wikipedia para ver algunas palabras maravillosas e imagino que nuevas.

Por qué es importante conocer los tipos de orquídeas.

La base de un programa completo de cuidado de orquídeas dependerá de saber qué tipo de orquídea tiene y, por tanto, de qué condiciones disfrutará. Ésta es la clave para un cuidado fácil de las orquídeas: si conoce las condiciones que su planta disfruta en la naturaleza, podrá reproducir esas condiciones exactas en casa.

Con una gama tan amplia de orquídeas, es natural que haya una variación razonablemente grande en las condiciones de cultivo preferidas por las especies. Por eso, a menudo los nuevos cultivadores tienen dificultades para conocer las necesidades de sus propias plantas. Los tipos de orquídeas son originarios de climas muy diferentes en todo el mundo, por lo que un enfoque único puede no tener éxito.

Echemos un rápido vistazo a algunos de los tipos de orquídeas más comunes que probablemente encontrará en los viveros comerciales y centros de jardinería:

  • Orquídea Cymbidium
  • Orquídeas Phalaenopsis
  • Orquídea Dandrobium púrpura

Orquídeas Phalaenopsis

A veces se denominan orquídeas polilla. Son bastante fáciles de cultivar y tienen flores de larga duración. Es la flor de orquídea que más se ve en las bodas. Si ha visto una foto en una revista de una delicada flor de orquídea de un solo tallo, lo más probable es que se trate de una orquídea phalaenopsis. También son muy comunes como planta de maceta. Son originarias del sudeste asiático hasta Filipinas y el norte de Australia.

Orquídeas Cymbidium

A veces se llaman Cyms u Orquídeas de Barco. Las orquídeas Cymbidium son muy populares porque son fáciles de cultivar y, por lo tanto, son una opción perfecta para los principiantes. Con el cuidado y la atención adecuados, producirán hermosas flores cada año. Son originarias de la India, China, Japón, Malasia, Filipinas, Borneo y Australia.

Orquídeas Dendrobium

Aunque son fáciles de cultivar, requieren más cuidados y atención que los Cymbidiums. Además, no es tan fácil producir una gran cosecha de flores. Se pueden encontrar principalmente en las condiciones tropicales del norte de la India, el sudeste asiático, Australia y la Polinesia. Debido a que se encuentran en condiciones tropicales, la mayoría de los Dendrobiums prosperan en condiciones de crecimiento cálidas y húmedas y deben mantenerse húmedos.

Orquídeas Oncidium

A veces se las llama Orquídeas Spray. Son probablemente las orquídeas de interior más populares, ya que producen docenas de hermosas flores. Se encuentran en gran parte del mundo, incluyendo México, Florida, el Caribe y América del Sur. Hablaremos más adelante de las Orquídeas Oncidium como una gran planta para el cultivo de interior y para los principiantes.

Hay muchas más variedades que explorar, pero éstas son algunas de las más comunes.

He aquí algunas variedades más populares a las que hay que prestar atención:

  • Catteleya
  • Epidendrum
  • Masdevilla
  • Miltonia
  • Odontoglossum
  • Paphiopedilum
  • Orquídeas Vanda

Es una buena idea no obsesionarse con los nombres botánicos, siempre que los conozcas tendrán sentido cuando los veas en las etiquetas de las plantas. Después de todo, tu objetivo principal es utilizar el nombre para investigar las condiciones de cultivo más adecuadas para los tipos de orquídeas que has elegido.

Guía sencilla: Cómo cuidar las orquídeas

Los expertos en orquídeas suelen cegar al ciudadano de a pie con detalles técnicos sobre los requisitos perfectos necesarios para cultivarlas, pero no deje que esto le desanime.

Las orquídeas son una planta maravillosa, que se disfruta por sus exquisitas flores, sus muchos y variados aromas y su aspecto exótico. La familia de las plantas de orquídeas es enorme y variada y podemos utilizar esto a nuestro favor a la hora de elegir una planta para el hogar. La forma más importante de facilitar el cuidado de las orquídeas es elegir cuidadosamente los tipos de orquídeas. No puedo enfatizar esto lo suficiente. Tanta gente falla conorquídeas simplemente por empezar con la planta equivocada para sus condiciones.

Piénsalo de esta manera: quieres una orquídea para tu casa y quieres cuidarla bien y que tenga bonitas flores, etc. Sin embargo, estoy seguro de que no quieres invertir en equipos especiales como humidificadores, aspersores o incluso un invernadero con calefacción.

Los cuidados que deberá darle a esta orquídea dependerán casi por completo de la procedencia de esta planta en la naturaleza y de las condiciones en las que viva de forma natural, por lo que deberá proporcionarle estas condiciones lo más cerca posible para que se desarrolle sin problemas.

La clave para que el cuidado de las orquídeas sea fácil es elegir la variedad que mejor se adapte a las condiciones de tu casa. ¿Comprarías un cactus que viene del desierto de Arizona y lo plantarías en un jardín cerca del círculo polar ártico en Canadá y esperarías que creciera felizmente? Entonces, ¿por qué pensamos que podemos coger una orquídea de la selva tropical y ponerla en la ventana de nuestra cocina y simplemente¿añadir agua?

Por supuesto, podemos cultivar ese cactus o la orquídea si sabemos adaptar las condiciones que tenemos para que se adapten. Pero esto es precisamente lo que lo hace difícil. Simplifique las cosas desde el principio, elija la planta adecuada para el lugar adecuado y puede ser fácil. Con una gama tan amplia de orquídeas para elegir es fácil encontrar una que se adapte a sus condiciones. Por supuesto, no tiene que ser una coincidencia exacta, pero lamás cerca está, más fácil será mantener a su orquídea feliz.

Algunos tipos de orquídeas son más adaptables que otros y pueden tolerar una serie de condiciones y son más indulgentes. Un buen ejemplo de esto son las orquídeas phalaenopsis. Otras son muy particulares y necesitan condiciones específicas para sobrevivir. Estas son más adecuadas para cultivar un poco más adelante en sus aventuras de cultivo de orquídeas.

Cómo regar Orquídeas

¿Cómo se riegan las orquídeas correctamente? Pues con una regadera, por supuesto. Regar las orquídeas puede ser sencillo si se aprende a evitar algunos errores comunes que mucha gente comete.

Como con la mayoría de los aspectos del cuidado de las orquídeas, no hay una respuesta única, excepto quizás... no demasiado, pero eso no es muy útil. Siempre volvemos a los fundamentos del cuidado de las orquídeas. Qué tipo de orquídea tienes y cuáles son las condiciones que disfruta. Si crece en un clima tropical probablemente va a necesitar mucha agua, si es de una zona más templada menos agua. Ya entiendes la idea. Siendo asídijo que hay que tener en cuenta otras cosas.

Piensa en cómo crecen las orquídeas en la naturaleza. Muchas orquídeas no crecen en el suelo, sino que se aferran a las ramas y raíces de los árboles, obteniendo la humedad de la lluvia cuando las baña, o del musgo y la materia orgánica que las rodea. Esto significa que sus raíces pueden secarse con frecuencia hasta cierto punto. Queremos replicar esto en casa, en nuestro entorno.

Regar las orquídeas

Bien, vamos a repasar algunos métodos fiables para regar las orquídeas que me gusta utilizar.

Cubos de hielo

Sí... has leído bien. Los cubitos de hielo son una forma fantástica de regar las orquídeas. Basta con colocar los cubitos de hielo sobre el medio de cultivo y dejar que se derritan hasta las raíces. Con este método se obtienen varios beneficios

  1. Liberación lenta de agua, que empapa gradualmente el medio de cultivo y las raíces de las orquídeas
  2. Puede controlar con precisión el volumen de agua que desea utilizar, en función del número de cubitos de hielo que eche
  3. Incluso puedes crear cubitos de hielo con fertilizante

Sólo tienes que tomar nota mentalmente de cuántos cubitos de hielo puede absorber la planta sin que quede un exceso de agua en el fondo de la maceta o bandeja, y repetir este proceso una vez a la semana.

Sumergir

Si cultiva su orquídea dentro de una maceta perforada, contenida dentro de una maceta decorativa, esta es una gran técnica de riego que puede utilizar. Simplemente retire la maceta de la orquídea y póngala en un cuenco o palangana con agua durante unos 15-20 minutos. El agua será absorbida por las raíces de la orquídea, pero también empapará el material del sustrato en el que está cultivando su orquídea.

Ver también: ¿Las ardillas comen moras, fresas o arándanos?

Saque la maceta de orquídeas del recipiente de agua y déjela escurrir durante al menos 5 minutos antes de volver a colocar la maceta de orquídeas dentro del recipiente decorativo

Verter el agua

Si tienes un poste con agujeros de drenaje adecuados, deberías poder verter agua y dejar que el exceso de agua se escurra. Si no tienes una maceta especializada en orquídeas, consíguela, o yo probaría uno de los otros métodos para mantener un mejor nivel de control.

Regar demasiado las orquídeas

No caiga en la tentación de regar en exceso las orquídeas. Deje que el medio de cultivo (la corteza fina para macetas es habitual) se seque antes de volver a regar. Los signos de que está regando demasiado las orquídeas incluyen raíces podridas y una sensación general de inestabilidad de la planta. Si esto ocurre, reduzca la frecuencia y la cantidad de agua.

Nunca ponga las orquídeas en macetas con tierra o compost a base de tierra, ya que su textura es demasiado fina y retendrá demasiada agua y poco aire. Es aconsejable poner las orquídeas en macetas con un compost a base de corteza o un compost de musgo esfagno de muy buena calidad.

Pruebe con un sistema de riego de orquídeas una vez a la semana o cada 10 días y vea cómo va, si la planta parece estar contenta siga con ello, si no, ajústelo en consecuencia. Mucha gente riega y alimenta a las orquídeas al mismo tiempo con fertilizante líquido para orquídeas y esto es una buena práctica. Recuerde que una vez al mes debe dar a su orquídea un riego abundante para eliminar las sales dañinas del fertilizante. Piense en esto como un¡tormenta tropical en la naturaleza!

La humedad es otro factor que influirá en el riego. Algunas orquídeas necesitan altos niveles de humedad y esto puede ser difícil de proporcionar en un hogar medio sin que los humanos sufran. Intente agrupar sus orquídeas cerca unas de otras para crear su propio microclima.

Puedes mejorar este efecto manteniendo una bandeja poco profunda llena de agua entre ellas. Esta agua se evaporará y aumentará ligeramente la humedad. También puedes rociar tus plantas con una fina niebla regularmente, aunque esto es poco práctico para la mayoría de la gente.

El riego de las orquídeas no tiene por qué ser difícil. Pruebe algunos de estos consejos hoy mismo y recuerde que debe hacer las cosas de la forma más sencilla posible, ya que así es más probable que siga haciéndolo.

Las orquídeas prosperarán en su entorno doméstico si se les da el cuidado adecuado, incluyendo la maceta correcta, la cantidad correcta de agua, la cantidad adecuada de luz solar y si son fertilizadas. Aunque son bastante hermosas, también pueden ser temperamentales. Cuando se entiende cómo cuidarlas, las orquídeas no son particularmente complicadas de cultivar, y se puede tener éxito y disfrutar de estas exóticas yhermosas plantas.

Puede disfrutar de lectura de los 8 B est Kits de prueba de suelo revisados

Poda de orquídeas

La tarea de podar orquídeas no debe ser temida. Por alguna razón, la mayoría de los principiantes tienen un miedo innecesario al acto de tomar un par de tijeras de podar a su orquídea premiada. Este artículo ayudará a aliviar ese miedo abordando las tres razones principales por las que la poda de orquídeas es importante. Así que sea valiente y siga adelante que realmente es fácil.

A diferencia de muchas otras plantas, las orquídeas necesitan ser podadas en ciertas etapas de su vida si quieren prosperar y florecer al máximo. Si descuida la poda de las orquídeas, su planta no morirá, pero no obtendrá lo mejor de su planta en términos de salud general y floración.

La higiene básica de las plantas es una consideración importante a la hora de podar las orquídeas. Las orquídeas son bastante susceptibles a los virus y éstos pueden propagarse fácilmente de una planta a otra durante la poda. Si se toman unas sencillas precauciones, esto se puede evitar fácilmente.

Lo principal es esterilizar las tijeras de podar antes de podar cada planta, para evitar que se transmitan enfermedades entre las orquídeas. Esto se hace fácilmente lavándolas en una solución de alcohol o en un poco de lejía doméstica. Límpialas bien antes de pasar a la siguiente planta, y limpia la superficie de trabajo. Esto minimizará el riesgo de propagar cualquier contaminación.

Tres razones para podar las orquídeas

Eliminar el material muerto y posiblemente enfermo. Esto puede hacerse en cualquier momento del año, pero especialmente en invierno. Siempre hay que cortar inmediatamente las partes muertas de la planta. El tejido muerto puede atraer plagas y enfermedades a una planta por lo demás sana.

Esto es cierto para la mayoría de las plantas, es una buena práctica mantener las plantas limpias y libres de desechos. Cuando esté trasplantando orquídeas también es bueno revisar el sistema de raíces cuidadosamente. Pode las raíces muertas o moribundas y deséchelas bien lejos de cualquier planta. Recuerde practicar una buena higiene en todo momento.

1. Mantener las orquídeas en buen estado

La poda de las orquídeas puede llevarse a cabo simplemente para ayudar a dar forma a la planta. La orquídea puede haber crecido demasiado o estar muy deformada. En estas circunstancias, es posible cortar la planta como se desee, y si no se va demasiado fuerte no tendrá ningún efecto negativo.

Al podar las orquídeas de este modo, tenga cuidado de no quitar los tallos de las flores, ya que esto reducirá las flores. Una orquídea no necesita tener una forma perfecta para lucir impresionante.

2. Poda de orquídeas para eliminar enfermedades

Cualquier parte muerta o moribunda de la planta puede convertirse en una fuente de infección de diversas plagas y enfermedades. Por lo tanto, es importante podar cualquiera de estas partes y también eliminar cualquier residuo de alrededor de la orquídea. Un buen manejo de la planta es esencial para la salud de su orquídea. Simplemente haciendo esto mantendrá su planta a salvo de ataques dañinos. Las reglas habituales para mantener las tijerasaplicar de forma limpia, piense siempre en una simple higiene cuando trabaje con orquídeas.

3. Poda de orquídeas para favorecer la floración

Este apartado dependerá de los tipos de orquídeas que esté cultivando. Algunos grupos de orquídeas florecerán sólo una vez al año, mientras que otros pueden florecer muchas veces. Aquí vale la pena investigar un poco más para conseguir las mejores flores de orquídeas.

Como regla general, se recomienda podar los tallos de las flores moribundas después de la floración a unos dos centímetros de la base. Esto deja un punto de crecimiento para las flores de la próxima temporada. Esto se suele llevar a cabo cuando las flores han muerto y el tallo se está volviendo amarillo y marchito. Es muy recomendable que averigüe si su tipo de orquídea tiene algún requisito particular a la hora de podar después defloración.

Al podar orquídeas siempre hay que tener cierto cuidado con la higiene. Utilice siempre un desinfectante en las tijeras de podar afiladas y deseche todo el material vegetal que retire. Si está trabajando en varias plantas diferentes, pode las orquídeas de una en una y desinfecte las tijeras de podar entre cada planta. Estas directrices son buenas para la mayoría de las orquídeas, pero siempre debe comprobar su tipo específico de orquídea y ver si tienecualquier requisito especial.

Así que no dejes que el miedo te impida podar las orquídeas, es fácil y puede mejorar mucho la vitalidad de tus plantas.

Fertilizante para orquídeas

Cuando se trata de cultivar orquídeas, otro tema importante es el uso de fertilizantes para orquídeas. Como siempre, a los expertos les gusta hacer esto más complicado de lo que realmente es. Yo prefiero mantener las cosas lo más sencillas posible. Está bien que los cultivadores profesionales se metan a mezclar sus propias fórmulas especiales de macro y micronutrientes y a mezclar esto y aquello para aplicarlo siempre que haya dos lunas llenas en un¡Martes!

La mayoría de nosotros sólo queremos saber cómo alimentar a nuestras orquídeas fácilmente, sin matarlas y con la posibilidad de conseguir unas bonitas floraciones.

Guía rápida de fertilizantes

Los dos principales grupos de fertilizantes que se utilizan habitualmente son:

Fertilizante líquido

El abono líquido se presenta como un producto ya mezclado y listo para aplicar o como un polvo o concentrado listo para diluir antes de la aplicación.

Una ligera variación de esto es usar un té de compost casero, pero tenga cuidado de regarlo hasta un tercio de su fuerza para usarlo en las orquídeas.

Fertilizante de liberación lenta

Los fertilizantes de liberación lenta suelen presentarse en forma de gránulos para mezclar con el abono cuando se trasplantan las orquídeas o en forma de gránulos para colocar en la maceta o en el suelo junto a la planta. También puede comprar un abono en forma de barra de liberación lenta, que es ideal para utilizarlo en interiores con plantas en maceta.

Busque fertilizantes que contengan poca o ninguna urea. A las orquídeas no les gusta la urea, por lo que debe intentar evitarla.

El abono para plantas en general proporciona los elementos necesarios para el crecimiento de las plantas en diferentes formulaciones. Reconocerá la mayoría de los abonos con números como 10:10:10 o 20:10:20, etc. esto sólo se refiere a la proporción de los tres nutrientes principales N nitrógeno, P fósforo, K potasio, escritos como N P K y siempre en ese orden.

Así, un abono con 10:10:10 NPK contendría un 10% de nitrógeno, un 10% de fósforo y un 10% de potasio, ¡fácil! Por cierto, la K de potasio es sólo el símbolo químico utilizado por los químicos.

¿Qué pasa con este NPK?

  • N - El nitrógeno... es importante para el fuerte crecimiento de las hojas y los tallos. Proporciona a las plantas un exuberante crecimiento verde.
  • P - Fósforo... es esencial para el desarrollo de las raíces y las flores.
  • K - Potasio... ayuda a la fuerza de la planta y permite la producción de clorofila.

Los abonos generales para plantas también contienen una serie de otros nutrientes y minerales necesarios para una planta sana.

Busque un NPK con un buen equilibrio de todos los nutrientes entre 10-10-10 y 10-30-20. Aunque hay piensos especializados en orquídeas que tienen un NPK diferente y les va muy bien. Si tiene dudas, no se complique demasiado, elija un pienso especializado en orquídeas y consulte los comentarios de los clientes para ver su experiencia.

Aplicación del fertilizante para orquídeas

El consejo número uno para alimentar a sus orquídeas es... ¡no sobrealimentarlas! Las orquídeas son plantas muy ingeniosas, pueden sobrevivir sin añadir fertilizantes. Sin embargo, si quiere tener orquídeas hermosas, debe aplicar bajas tasas de fertilizante líquido con moderación. Recomiendo usar menos de la mitad de la tasa sugerida de los alimentos de tipo general. Si elige un fertilizante especializado para orquídeas, aún reduciría la tasa apoco, quizás un 20%.

La alimentación semanal me funciona. Aplique dosis bajas una vez a la semana mientras la planta esté en crecimiento activo. No alimente en los meses de invierno y, aproximadamente, una vez al mes riegue su orquídea de forma abundante sin alimentarla. Esto enjuagará el medio de cultivo y ayudará a eliminar el exceso de sales dañinas que pueden acumularse con el tiempo.

Fertilizante para plantas en general vs. Fertilizante para orquídeas en particular

Los fertilizantes generales utilizados según las recomendaciones anteriores darán buenos resultados. Utilizando algunos fertilizantes especializados en orquídeas puedes ir un poco más allá y pueden dar unos resultados espectaculares. Te aconsejaría que la planta se estableciera y estuviera contenta antes de probar cualquier alimento especializado en orquídeas. También puedes buscar algunas opciones orgánicas que están disponibles.

Para resumir, mantén la sencillez para empezar, no sobrealimentar, lavar regularmente, evitar la urea y no preocuparse demasiado por los NPK.

Cómo replantar orquídeas Por qué es importante

Trasplantar orquídeas es una tarea que requiere un poco más de cuidado, en comparación con el trasplante de la mayoría de las plantas. Esto no significa que sea difícil, así que no se desanime a intentarlo, de hecho, es algo que debe hacer para que su orquídea prospere. Siga algunas reglas generales y tendrá mucho éxito. Así que saber cómo trasplantar orquídeas es sólo cuestión de seguir un proceso sencillo.

Por qué es importante replantar las orquídeas

La primera razón, la más obvia, es que la planta simplemente crecerá demasiado para su maceta actual. La segunda razón es más específica de las orquídeas. Las orquídeas siempre se colocan en macetas con abonos que no contienen tierra, normalmente mezclas de corteza y musgo Sphagnum.

Estas mezclas para macetas se utilizan para mantener el flujo de aire dentro y alrededor de las raíces y tienen que ser muy abiertas en su naturaleza, recuerde que muchas orquídeas crecen en los árboles y no en el suelo. Después de un tiempo, estas mezclas se descomponen y se descomponen en texturas más finas y por lo tanto pierden su capacidad de dejar que el aire penetre en ellas. Se convierten en finas y

¿Con qué frecuencia hay que replantar las orquídeas?

El objetivo es trasplantar cada dieciocho meses o dos años por término medio. Utilice su sentido común e intente juzgar el aspecto general de la planta y del abono, dos años pueden ser demasiado tiempo si el abono se ha degradado rápidamente. Si el abono parece blando y demasiado húmedo, es hora de trasplantar.

Cuándo es mejor trasplantar

Puede variar según los tipos de orquídeas, pero la mayoría de los cultivadores profesionales trasplantan a finales de la primavera, cuando la planta ha cobrado vida, pero antes de que haya empezado a crecer vigorosamente. No es conveniente empezar a trasplantar las orquídeas cuando están creciendo vigorosamente o cuando están en plena floración, ya que esto provocará daños en la planta. Es mejor posponer el trasplante si la planta ya está floreciendo o hanuevo crecimiento masivo.

Cómo replantar orquídeas: el proceso

Merece la pena ser muy cuidadoso a la hora de trasplantar las orquídeas. El día antes de empezar, dé a la planta un buen remojo, esto facilitará su manejo. Necesitará un desinfectante, unas tijeras de podar afiladas y limpias, una superficie de trabajo limpia, una maceta limpia, preferiblemente nueva, y un poco de abono fresco para orquídeas.

Fíjate en que repito lo de limpio. Las orquídeas son propensas a las enfermedades víricas y fúngicas y debes intentar protegerlas contra ellas. Utiliza un desinfectante, la lejía rebajada con agua servirá o puedes comprar un desinfectante hortícola.

Limpia la encimera, la maceta y las tijeras de podar con esta solución, ya que así evitarás que las plagas y enfermedades se propaguen a tu preciada orquídea. Si tienes que trasplantar más de una orquídea, hazlo de una en una y limpia todo entre una y otra, no querrás que haya contaminación cruzada.

Todo esto suena un poco quisquilloso, pero créeme, unos simples pasos para mantenerse limpio darán sus frutos.

La maceta de las orquídeas

Cuando elija su nueva maceta, asegúrese de que tiene muchos agujeros de drenaje. El drenaje es lo más importante a tener en cuenta a la hora de trasplantar orquídeas. También es una buena práctica poner algunas piedras o trozos de espuma de poliestireno en el fondo de la maceta para aumentar el drenaje. A veces coloco una mini maceta volcada en el centro y dispongo las raíces alrededor de ella antes de rellenarla con material de maceta.

El tamaño de la maceta depende realmente del tamaño de la planta, pero intente adivinar un tamaño adecuado para unos dos años más de crecimiento. A las orquídeas no les gusta que las pongan en macetas demasiado grandes para la planta, así que intente aumentar el tamaño cada vez que las vuelva a plantar.

Compost para orquídeas

Los expertos volverán a complicar las cosas. Utilizarán una maravillosa mezcla de 12,5% de coco, 20% de corteza de abeto de Canadá, 10% de lana egipcia y algunas otras cosas de las que la mayoría de la gente nunca ha oído hablar. De nuevo, mi consejo es que lo mantengas simple. Quieres un medio de cultivo que tenga una textura muy gruesa para un buen drenaje y que no se degrade en poco tiempo.

Los abonos a base de corteza son generalmente reconocidos como el camino a seguir. Incluso puede gastar en un abono especializado en orquídeas que le dará un poco más de confianza de que está haciendo lo mejor que puede para su planta.

Trasplantar una orquídea

El proceso en sí es bastante sencillo, como el de cualquier otra planta. Al trasplantar las orquídeas, hay que eliminar la mayor parte del abono, pero no todo, de las raíces, sacudiéndolas suavemente y separándolas un poco. A continuación, revise las raíces. Pode las raíces muertas o en descomposición y deséchelas. Recorte ligeramente las raíces para que vuelvan a crecer con fuerza.

Dependiendo del tipo de orquídea que tenga, puede dividir la planta en esta fase y tener dos o más orquídeas. Coja la maceta y el abono ya preparados y ponga la planta en la maceta. Asegúrese de volver a poner la maceta a la misma profundidad que antes y reafirme suavemente el abono alrededor de la maceta.

Cómo cuidar las orquídeas después de trasplantarlas

En cuanto haya terminado, es muy importante regar las orquídeas y ayudar a colocar el abono alrededor de las raíces. Yo suelo colocar la orquídea recién replantada en sombra parcial durante 3-4 días y mantenerla un poco más húmeda de lo normal. Después de unos días, devuélvala a su posición habitual y reanude sus cuidados normales.

Así que ahí lo tienes, bastante fácil en realidad. Trasplantar orquídeas no tiene por qué ser una tarea difícil. Como con todas las cosas, sólo necesitas un poco de cuidado y tú también podrás disfrutar de hermosas orquídeas.

Plagas y enfermedades: El cuidado de las orquídeas

Aprender sobre plagas y enfermedades puede ser otro tema complicado, pero como siempre recomiendo mantener las cosas lo más sencillas posible. No es necesario convertirse en un experto en sanidad vegetal. El cuidado de las orquídeas puede ser razonablemente sencillo una vez que se conocen las reglas y los signos reveladores a los que hay que prestar atención. Tu planta te hará saber si algo va mal.

Las orquídeas no son especialmente propensas a sufrir problemas de plagas y enfermedades. Al igual que con cualquier otra planta, pueden sufrir los ataques de los sospechosos habituales, como los pulgones, los ácaros y las cochinillas. Las plagas comunes, como las babosas y los caracoles, también se comerán sus orquídeas si se les deja libres. Por lo tanto, merece la pena vigilar las plagas comunes habituales. Las enfermedades más probables que causarán problemas con sus orquídeas serán los hongos oviral.

Salud de las orquídeas

Las orquídeas sufren de virus y estos son incurables, sin embargo, es un problema más grave entre los cultivadores profesionales que el aficionado medio. Muchos cultivadores aficionados ni siquiera reconocen el virus, así que no pierda el sueño, es muy poco probable que se contagie de un virus. El único momento en el que hay que tomar precauciones es cuando se trasplantan las orquídeas, aquí sólo hay que tener cuidado y mantener las cosas limpias.

Las infecciones por hongos pueden atacar a sus orquídeas, sobre todo en la base de la planta y en las raíces. Debe cortar las hojas y raíces infectadas y ajustar el programa de riego. Si el problema persiste, considere la posibilidad de rociarlas con un fungicida.

Pudrición de la raíz de las orquídeas

La podredumbre de las raíces de las orquídeas es un problema común causado por el exceso de riego, cuando las raíces de las orquídeas se dejan en un medio de cultivo que no drena bien, o simplemente se riega la planta con demasiada frecuencia. Pero no se preocupe, no tiene por qué ser un problema terminal. Si tiene podredumbre de las raíces de las orquídeas es bastante fácil de identificar:

  1. Levante la planta de la maceta y retire el medio de cultivo alrededor de las raíces de la orquídea
  2. Compruebe si las raíces presentan signos de pardeamiento con una textura blanda
  3. Utilice una cuchilla estéril o unas tijeras de podar y recorte las raíces con síntomas de podredumbre radicular
  4. Pulverizar el resto de la raíz con una solución diluida de peróxido de hidrógeno al 3%.
  5. Trasplante la orquídea a un nuevo medio de cultivo y cuide su régimen de riego

Plagas de las orquídeas Los sospechosos habituales

En general, no debería encontrar muchos problemas con las orquídeas, al menos nada que no sufra una planta normal. Las plantas buenas y fuertes con las condiciones de cultivo correctas deberían permanecer sanas. Los problemas de salud de las orquídeas suelen tener que ver con unas condiciones de cultivo deficientes. Si concentra sus esfuerzos en proporcionar un buen programa de cuidado de las orquídeas, sus plantas deberían prosperar y ser felices.

Orquídea ideal para interiores: Orquídeas Oncidium

Las orquídeas Oncidium se encuentran entre las orquídeas de interior más populares hoy en día. Esto se debe principalmente al hecho de que producen masas de hermosas flores durante su temporada de floración máxima. También hay docenas de especies diferentes para elegir en una gama de diferentes colores y hábitos de crecimiento. La proliferación de la planta a través de los diferentes continentes y regiones climáticas le ha permitidoLa polinización cruzada es eficaz y da lugar a una gran variedad de plantas de este grupo.

Debido a la gran cantidad de especies de oncidium diferentes, incluso los mejores botánicos del mundo tienen dificultades para clasificar las plantas. A menudo hay confusión a la hora de nombrar las distintas especies de oncidium. Una de las cosas que separan a esta especie de otras especies de orquídeas es que pueden cruzarse libremente y crear híbridos con otras orquídeas.

Esto permite a los cultivadores y entusiastas de las orquídeas crear sus propios híbridos con relativa facilidad. Años de esta prolífica reproducción han dado lugar a la gran cantidad de tipos de orquídeas disponibles en la actualidad.

Ideal para orquídeas de interior

Aunque estas plantas pueden cultivarse en el exterior de su casa, los ejemplares de oncidium más comunes son adecuados como plantas de interior. La belleza inusual y exótica de estas orquídeas las hace perfectas como idea de regalo para los jardineros: no podrá evitar quedar impresionado por ellas.

Las orquídeas oncidium también son conocidas por sus pseudobulbos, que pueden verse crecer desde la compleja red de raíces. Las raíces de la variedad oncidium, a diferencia de otras orquídeas populares, suelen ser bastante finas y pueden romperse fácilmente si no se manipulan correctamente, por lo que es necesario un nivel de cuidado adicional al manipular las orquídeas oncidium.

Las hojas de las especies comunes de oncidium pueden crecer mucho, hasta 60 centímetros de longitud. Las flores suelen empezar a salir durante la temporada de otoño en las zonas templadas. En las zonas tropicales, las orquídeas oncidium tienden a crecer después de la temporada de lluvias. Son muy conocidas por las prolíficas y hermosas flores que producen.

Tolerante a la luz

Las oncidiums suelen tolerar bastante la luz solar directa y fuerte, incluso más que otras orquídeas populares como la orquídea phalaenopsis. A diferencia de otras orquídeas, no es necesario colocar las oncidiums a la sombra para protegerlas de los rayos del sol, ya que pueden soportar bastante bien el calor y la luz directa.

De hecho, no sólo toleran la luz solar directa, sino que también florecen mejor si se exponen a una luz solar intensa con bastante frecuencia. Si desea comparar los requisitos de luz de las oncidiums, también puede echar un vistazo a los requisitos básicos de luz de las orquídeas dendrobium y phalaenopsis.

Regar las orquídeas

En cuanto a los requisitos de agua, al igual que otras especies de orquídeas amantes del sol, las oncidiums disfrutan y prosperan con mucha humedad. Si planea tener algunas oncidiums en casa, prepárese para regar estas orquídeas al menos una vez cada dos días, especialmente durante la temporada de crecimiento intenso. Una vez más, la temporada de crecimiento en las zonas templadas suele ser durante el otoño, así que una vez que vea que las hojas de la planta se oscurecen;dé a sus oncidiums mucha agua para facilitar el crecimiento de las flores.

Las orquídeas oncidium bien cuidadas son capaces de producir una gran cantidad de flores. Tanto es así que, a veces, los tallos de las plantas pueden derribarse e incluso romperse por el peso de las flores recién crecidas. Se recomienda vigilarlas de cerca y estar preparados para atar algunos soportes para plantas si es necesario.

Puesto que va a dar a sus oncidiums mucha agua, es vital asegurarse de que el sistema de drenaje funcione bien para evitar que el agua se acumule en las plantas. Las orquídeas, en general, pueden ser propensas a la pudrición de las raíces por hongos y a otras enfermedades relacionadas con el agua. El medio de cultivo o el compost para orquídeas tiene que ser muy abierto y de libre drenaje para cumplir con su propósito de almacenar y transportar la tan necesariahumedad a la frágil red de raíces de las orquídeas oncidium.

Ver también: 10 Mejores Barriles de Lluvia & Cajas de Agua

Preguntas frecuentes

¿Durante cuánto tiempo florecen las orquídeas?

La mayoría de las variedades florecen una vez al año, y el periodo de floración dura unos 2-3 meses

Sobre el autor

Ben Hilton es escritor de horticultura, jardinero de toda la vida y fundador de The Yard and Garden. Contacte con Ben aquí o sígalo en Twitter @_YardandGarden

Alisha Haynak

Alisha Haynak es una jardinera apasionada y bloguera con un amplio conocimiento en el campo de la horticultura. Su viaje con la jardinería comenzó durante su infancia cuando ayudaba a sus padres a cuidar el jardín de su patio trasero. Desde entonces, ha adquirido educación formal y capacitación en horticultura para mejorar sus habilidades.El blog de Alisha, Consejos de jardinería, es una plataforma a través de la cual comparte sus experiencias, técnicas y conocimientos de jardinería con entusiastas de la jardinería. Su blog ofrece consejos prácticos sobre cómo cultivar y mantener plantas sanas y vibrantes tanto para principiantes como para jardineros avanzados.Además de bloguear, Alisha trabaja como horticultora independiente. También es autora de varios libros de jardinería que han obtenido críticas positivas. Con un profundo amor por la naturaleza, Alisha se ofrece regularmente como voluntaria en proyectos de jardinería de la comunidad local.